A 30 AÑOS DEL CRIMEN QUE HIZO HISTORIA

397

Ayer se cumplieron treinta años del crimen que marcó el camino de la lucha contra los femicidios, en una época en que ese concepto aún no existía. A María Soledad la asesinaron en 1990 en Catamarca, a la corta edad de 17 años y la movilización de sus familiares y conocidos tuvo un impacto nacional, con 80 marchas a lo largo del país.

Su madre Ada, acompañada por autoridades y compañeras del colegio de María Soledad comenzaron con valentía su pedido de justicia y lucharon incansablemente para condenar a los culpables: Pablo y Diego Jalil, Guillermo Luque y Luis Tula. El último era su novio, los otros tres eran “hijos del poder”, familiares de hombres con altos cargos políticos en Catamarca.

Gracias a la presión civil renunció el entonces gobernador de esa provincia Ramón Saadi. En 1988, 8 años después, Guillermo Luque y Luis Tula fueron condenados a 21 y 9 años de prisión, respectivamente. Hoy, ninguno de los cuatro sigue preso, caminan libres por Catamarca