TAFÍ VIEJO MANTIENE LA PROHIBICIÓN DE USO Y VENTA DE PIROTECNIA

207

Desde el municipio que conduce Javier Noguera explicaron que los ruidos pueden afectar a chicos con trastorno del espectro autista (TEA) y trastorno generalizado del desarrollo (TGD), enfermos cardíacos, veteranos de guerra, personas con discapacidades cognitivas o neurológicas, bebés, niños con sensibilidad auditiva y animales.

De este modo, se ratificó la ordenanza 747/ 19 que prohíbe la comercialización, exhibición, tenencia, manipulación, fabricación, depósito, transporte y venta de fuegos de artificio pirotécnicos, cuyos efectos sonoros sean superiores a 84 decibeles.