CÓMO LA PIROTECNIA AFECTA A NIÑOS CON AUTISMO

161

Llegan las fiestas y con ellas el uso de la pirotecnia, la cual resulta un gran problema para niños que tienen este tipo de diagnóstico. Según lo explicó el jefe del servicio de Maduración y Desarrollo Infantil del hospital Avellaneda, Juan Pablo Molina, su reacción negativa se da por dos factores: por un lado, los sonidos en muy alto nivel, y por otro, el factor sorpresa que implica la explosión sin previo aviso.

“Este factor sorpresa a los niños con espectro autista les genera mucha dificultad debido a que siempre pueden reaccionar de una mejor manera ante una situación que tenga cierta anticipación. Es por ello que muchas de las estrategias terapéuticas con las que trabajamos van orientadas a que el paciente pueda, de antemano, saber ciertas cosas para poder adaptarse bien a la situación que le toque pasar”. Además, aseguró que: “Las familias generalmente toman estrategias previas a ese momento ya sea, concientizando a los otros miembros de la familia antes de la reunión, de manera que en el lugar no se tire pirotecnia con ruido, sí con luces”.

Por parte de los padres, estos se encuentran en constante lucha para que se logre suspender el uso de la pirotecnia. Tal es así que llevaron a cabo diversas campañas, entre ellas «Más luces, menos ruidos», para concientizar a la población de cada provincia a eliminar la pirotecnia con ruido y utilizar más la que sólo produce luces.

Por último, el Doctor Molina dio algunas recomendaciones para las familias que festejen año nuevo con un niño con autismo: “Los días previos, que dentro del grupo familiar pueda haber un consenso para que la misma familia no sea generadora de los ruidos y, en el momento puntual de los cohetes, que el niño pueda estar en una habitación tranquila, con música de su gusto, y alguna actividad distractora. Además, también pueden hacer uso de tapones o dispositivos que producen ruido blanco, que hacen que el estímulo disminuya en el niño”.