«LAS VACUNAS NUNCA PERDIERON LA CADENA DE FRÍO»

208

Las vacunas Sputnik-V ya están siendo distribuidas a la lo largo y ancho del país, luego de que arribaran el pasado jueves 24 de diciembre. Pero al llegar a nuestra provincia comenzó a correr la voz de que las mismas habían perdido la cadena de frío.

Es por ello que desde el SIPROSA explicaron que no hubo ninguna anomalía en el resguardo de la cadena de frío y que los datos que arrojaron los sensores, que desataron la confusión, son parte de un proceso técnico.

El encargado del depósito del Sistema Provincial de Salud, Eduardo Carrillo, explicó que «todos los procesos que tienen los sensores tienen un momento de inercia térmica desde que se utilizan. O sea, inmediatamente van adquiriendo la temperatura hasta llegar a los valores de referencia, esa es la explicación concreta. En ningún momento las vacunas perdieron la cadena de frío. La temperatura de -40º se mantuvo constante durante todo el tiempo de tratado». Añadió, además, que «cuando se prepara una caja para medicamentos se tiene que preparar una base térmica (en este caso fría) tanto en piso como en paredes. Cuando se coloca las vacunas al final se pone el sensor y se activa. En el momento en que se activa la temperatura comienza a descender drásticamente hasta llegar a -40º; comienza a buscar el equilibrio térmico».

Por otro lado, la empresa de transporte Andreani confirmó que «todas las vacunas fueron entregadas en tiempo y forma, respetando la cadena de frío».