PREOCUPA EL INCREMENTO DE LOS CONTAGIOS EN BUENOS AIRES

187

El aumento de los contagios de Covid 19 en la zona del AMBA disparó las alarmas del gobierno nacional por lo que el presidente se reunió con Axel Kicillof y Horacio Rodriguez Larreta.

El presidente Alberto Fernández se reunió este miércoles con el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. LA reunión tuvo como objetivo evaluar la situación sanitaria del Covid-19. La reunión se dio luego que se informaran 11.650 nuevos casos en el país en las últimas 24 horas, el número más alto desde hace un mes y medio.

La situación más preocupante es la del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) que representa el 46% de los casos registrados. La Provincia de Buenos Aires reportó 4.447 nuevos casos y la Ciudad alcanzó los 996 contagios.

El aumento de casos de coronavirus registrado en los últimos días en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) es seguido con atención por el Gobierno nacional, que decidió monitorear la situación en forma conjunta y en reuniones periódicas con las autoridades bonaerenses y porteñas.

Los tres mandatarios coincidieron en reforzar el llamado a la población, apelando a la «responsabilidad» individual, para que se «extremen los cuidados», indicaron fuentes oficiales.

Fernández, Kicillof y Larreta admitieron su «preocupación» por el aumento de casos y decidieron que, a partir de la semana próxima, mantendrán mayor contacto sobre esta situación y le darán dinamismo a los encuentros para evaluar la situación sanitaria y los partes diarios de casos del Covid-19, aunque por ahora no están previstas nuevas restricciones.

«No estamos para cerrar algo concreto por ahora», señalaron fuentes de la Gobernación bonaerense, y aclararon se va a ir «monitoreando» la pandemia y esa posibilidad es lejana.

«Sí queremos hacer una fuerte advertencia por el relajamiento general», indicaron las fuentes, y apuntaron a la dependencia «de los comportamientos sociales, cumplimientos de los protocolos y los cuidados» para evitar una segunda ola.

«Cuando pensamos las reuniones de hasta 200 personas, al final, por sugerencia de los intendentes, y por la suba de casos, dimos marcha atrás», ejemplificaron.

Rodríguez Larreta fue acompañado por el vicejefe del Gobierno porteño, Diego Santilli, quien no participó de la reunión; y luego ambos se retiraron en un automóvil sin hacer declaraciones; en tanto que Kicillof se fue al mismo tiempo, en el helicóptero de la provincia de Buenos Aires.

La última reunión que habían mantenido cara a cara los tres funcionarios había sido el 9 de noviembre último, también en Olivos, y los encuentros siguientes fueron encabezados por sus respectivos jefes de Gabinete o por los ministros de Salud.

Antes del encuentro de este miércoles, Kicillof había asegurado a Radio con Vos que tanto él como los intendentes están «preocupados» por el aumento de contagios y pidió «seguir cuidándose».»Me parece que ha habido un relajamiento, incluso con la vacuna creo que tuvo el efecto contraproducente. A partir de que anunciamos la llegada de la vacuna, hay algunos que dijeron ´ya pasó´ y no es así».

Consultado sobre la posibilidad de cerrar la temporada turística estival, Kicillof dijo que «depende de los comportamientos sociales, cumplimientos de los protocolos y los cuidados, la conciencia que tenga cada uno, la responsabilidad».

«Lo vemos en todo Europa, hay toque de queda en un montón de países europeos, para que la gente no salga a la noche, pero no quiero tirar ningún título», aclaró el gobernador, que señaló que este crecimiento de casos «es desde hace dos semanas, en medio de las fiestas».

Kicillof reconoció que «el drama que había con las vacaciones es el intercambio el virus, con sus portadores de una zona a la otra».

«Esperemos tener la mayor cantidad de gente vacunada para otoño, de donde venga, siempre y cuando la apruebe Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) que es nuestro organismo», concluyó.

Fuente Telam