LA PROPUESTA DE LA ONU PARA REDUCIR LOS ACCIDENTES VIALES

117
En el marco de la “Sexta Semana Mundial para la Seguridad Vial”, desde la ONU buscan promover que las calles sean más seguras para conductores y peatones, con límites de velocidad de 30km/h.
“Las calles con límites de velocidad bajos salvan vidas y son la esencia de cualquier comunidad protegida. La limitación de la velocidad a 30 km/h en zonas donde se mezclan las personas y los automóviles contribuye a que las calles sean saludables, ecológicas y adecuadas para convivir; en otras palabras, calles para la vida”, describen en el sitio web de la ONU, desde donde incentivan la participación de la ciudadanía.
Con esta acción, exigen a los encargados de formular políticas públicas que actúen a favor de establecer límites de velocidad bajos en las calles de todo el mundo, especialmente en zonas donde la gente camina, se relaciona y disfruta.
“En nuestro país, la Ley Nacional de Tránsito dispone que la velocidad máxima permitida en las calles es de 40 km/h, salvo señalización en contrario. La mayoría pensará que es una velocidad relativamente baja. Pero no lo es si un vehículo impacta sobre el cuerpo de una persona. Las lesiones producidas a esa velocidad son sustancialmente más graves que si sucede a 10 km menos. La posibilidad de sobrevivir al impacto es mucho menor a 40 que a 30 Km/h”, señalan desde el sitio web de la Asociación Civil – Luchemos por la vida.
En Argentina los datos son alarmantes: los accidentes de tránsito son la primera causa externa de muerte y la principal causa de fallecimiento en jóvenes de entre 15 y 24 años. En tanto, por cantidad de fallecidos, las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Tucumán lideran la estadística. Por tasa de fallecidos cada 100 mil habitantes, las provincias de NOA y NEA presentan los registros más altos.