GAS EN GARRAFA: SE PREPARA UNA LEY PARA DECLARARLA COMO SERVICIO PÚBLICO

104

Ante la constante suba de precios, el Gobierno de la Nación avanza en la elaboración de un proyecto de ley para declarar a las garrafas como servicio público, regulado por el Estado y con tarifas uniformes en todo el país.

En marzo de 2005, el gobierno de Néstor Kirchner produjo un primer movimiento para intentar amparar al 40 por ciento de los ciudadanos argentinos que no tienen gas por redes. A pesar de los avances, todavía hay cuatro provincias donde el servicio de gas por redes es muy limitado: Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones. En 2015 el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner puso en marcha el programa Hogares con Garrafa, que consiste en un subsidio directo para sectores sociales vulnerables y entidades de bien público como comedores, clubes de barrio y centros comunitarios. En la actualidad hay 2,4 millones de hogares asistidos.

La necesidad de declarar a las garrafas como servicio público, es fortalecer las regulaciones y controles del Estado a fin de garantizar la provisión en forma efectiva a precios razonables y uniformes, medida que beneficiaría a 16 millones de personas.

Durante el gobierno de Mauricio Macri, las gestiones en el área de energía fueron estrictas en verificar que los inscriptos en el programa Hogar cumplieran con los requisitos exigidos, aunque no miraron los abusos de fraccionadoras y distribuidoras. Dando de baja a 400 mil usuarios del plan y los precios de las garrafas se movieron a voluntad de las grandes compañías.

La vuelta del peronismo y la administración de Alberto Fernández fue recuperando inscriptos y en la actualidad son 2,4 millones los beneficiados. En los últimos dos meses se sumaron 56 mil hogares.