VIOLENCIA MACHISTA: IMPUTARON A UN PANADERO POR GOLPEAR Y AMENZAR DE MUERTE A SU PAREJA

37

En las últimas horas, el Ministerio Público Fiscal requirió una audiencia de control de la aprehensión, formalización de la investigación y medidas de coerción contra un hombre que fue aprehendido el pasado lunes a la madrugada, luego de que su pareja lo denunciara por violencia de género.

Según manifestó la víctima, el acusado la agredió físicamente y la amenazó de muerte. Todo ocurrió en la casa en la que ambos conviven, delante de una de las dos hijas que tienen en común, el examen médico legal así lo confirmo.

El MPF, a través de la auxiliar fiscal Daniela Briz Tomás, imputó al denunciado, un panadero de 42 años, por el delito de lesiones leves agravadas por el vínculo en concurso ideal con amenazas simples en calidad de autor. Asimismo, solicitó la prisión preventiva por 30 días, pero la jueza actuante la concedió parcialmente por el plazo de 13.

“Claramente los hechos se enmarcan en un contexto de violencia de género muy grave por las conductas que ha venido desplegando el imputado en todo este tiempo. Estamos ante una víctima que es doblemente vulnerable, no sólo por su condición de mujer, sino también porque ella y sus hijas dependen del imputado; ella manifestó que si él no trabaja ellas no comen y que no tendrían techo si él las corre”, expresaron desde la fiscalía.

“LE TENIA MIEDO, PERO NO AGUANTE MÁS”

La víctima estuvo presente en la audiencia y en un momento se le dio la posibilidad de decir unas palabras. “Cuando quedé embarazada de mi primera hija (hoy tiene 18 años) comenzó el maltrato de parte de él. Me maltrataba verbalmente, psicológicamente. Pasé por muchísimas cosas: golpes, humillaciones, celos”, relató, consternada.

Y agregó: “Me agredía todo el tiempo. Se enojaba y me tiraba la comida, no le importaba que estén mis hijas presentes. Yo agachaba la cabeza porque le tenía miedo y no me animaba, pero ahora ya no aguanté más. Ya venía mal desde abril cuando me lastimó la cabeza. La verdad que sufro muchísimo. Nunca le conté a familia”.