LA VACUNA DE JOHNSON & JOHNSON MOSTRÓ SER EFECTIVA CONTRA LA VARIANTE DELTA

103

Los datos preliminares de un estudio reciente, conocido como “Sisonke” y que incluyó a casi 480.000 trabajadores de la salud en Sudáfrica, mostraron que la vacuna de una dosis de Johnson & Johnson ayudó a prevenir la enfermedad grave provocada por la variante Delta del coronavirus.

Los resultados arrojaron un 71% de efectividad contra la hospitalización y hasta un 96% de efectividad contra la muerte; además de una durabilidad de ocho meses.

Según Glenda Gray- presidenta del Consejo de Investigación Médica de Sudáfrica y codirectora del ensayo, “se trata de la primera evidencia a gran escala de que la vacuna J&J funciona contra esta variante dominante y probablemente sea más protectora contra delta que con la cepa beta anterior”

Estos resultados contrastan con un estudio estadounidense (del que todavía falta la revisión por pares) que mostró que la vacuna produjo niveles relativamente bajos de anticuerpos contra delta. Según J&J, sin embargo, se examinó solo un aspecto de la protección y no se consideraron las respuestas duraderas entre las células inmunes estimuladas por la vacuna.

Finalmente, la codirectora sostuvo que, de todos los participantes vacunados, solo dos personas experimentaron el evento adverso grave de coágulos de sangre con recuentos bajos de plaquetas, pero ambos se recuperaron por completo.