VACUNAS COVID 19: SON SEIS LOS PROYECTOS QUE SE DESARROLLAN EN ARGENTINA

52

Orgullo nacional: Se trata, en todos los casos, de “vacunas de segunda generación”, así llamadas porque servirán de refuerzo de las actualmente disponibles.

Su desarrollo nace en alguna de las plataformas o tecnologías ya existentes para el diseño de vacunas, que, se pueden dividir en dos grupos: las basadas en proteínas (proteínas, fracciones de proteínas y virus completo muerto) y las basadas en ácidos nucleicos (vectores virales, y ARN, ácido ribonucleico, que es la tecnología más moderna y nunca antes se había usado en vacunas).

CINCO SON DESARROLLOS DE CIENTÍFICOS DEL CONICET, UNIVERSIDADES Y LABORATORIOS, MIENTRAS QUE EL RESTANTE ES UNA INICIATIVA INTERNACIONAL

VACUNAS ARGENTINAS
•Arvac Cecilia Grierson: De San Martín para el mundo: Se trata de uno de los desarrollos de vacunas nacionales más avanzados de la Universidad Nacional de San Martín. El equipo a a cargo de la investigación, trabaja actualmente en el desarrollo de un prototipo y en el diseño de los ensayos clínicos en personas voluntarias.

•Vacuna de Santa Fe, más económica y fácil de distribuir: Obtuvo financiamiento de la Agencia I+D+i, es la que están desarrollando investigadores del CONICET en la Universidad del Litoral, junto a Cellargen Biotech SRL y Biotecnofe SA.

•La monodosis del Leloir: También es prometedor el proyecto de investigadores del Conicet en el Instituto Leloir, junto a la biotecnológica Vaxinz. Este equipo diseñó una fórmula monodosis, que generó inmunidad de 100% en pruebas preclínicas en ratones.

•Una nanovacuna platense: También se destaca la Argenvac221, del CONICET y la Universidad de La Plata.

•Del INTA y de Bariloche: El INTA junto a laboratorios Bagó avanzan con otra vacuna basada en una tecnología patentada en 2018 por el INTA Bariloche que generó inmunidad ante el coronavirus en ratones.

•Córdoba, San Pablo y París, por una vacuna oral: investigadores argentinos del CONICET en la Universidad Católica de Córdoba participan junto a sus pares brasileños de la Universidad Federal de San Pablo y franceses de la Sorbona, en el desarrollo de una vacuna oral contra la Covid-19.

El hecho de que Argentina cuente con seis proyectos de vacunas locales refleja, por un lado, la solidez del sistema científico tecnológico y de la industria farmacéutica local. De hecho, muchos de estos proyectos son de articulación público-privada entre universidades, centros de investigación y laboratorios. Por otra parte, también reafirma la decisión geopolítica de contar con un recurso estratégico y soberano, en momentos en que las vacunas para enfrentar esta pandemia son escasas, y su distribución en el mundo es desigual.