CONDENARON A OCHO AÑOS Y MEDIO A UN EMPRESARIO POR EXPLOTAR MUJERES EN DISTINTOS PROSTÍBULOS

26

El Tribunal Oral Criminal Federal de Tucumán condenó este martes a ocho años y medio de prisión al empresario Roberto Gambandé por considerarlo autor del delito de trata de personas con fines de explotación sexual en perjuicio de más de tres víctimas en situación de vulnerabilidad, en las fases de captación y acogimiento.

Los jueces Enrique Lilljedahl y Jorge Basbus y la jueza María Noel Costa ordenaron que se revoque la excarcelación del empresario y se proceda a su inmediata detención domiciliaria con implementación del sistema de vigilancia electrónica.

Finalmente, dispusieron el decomiso de tres inmuebles, media docena de vehículos, embarcaciones y la reparación a dos de las víctimas con montos de 6 y 3 millones de pesos.

Durante el alegato formulado este lunes, el fiscal general subrogante Pablo Camuña y el auxiliar fiscal Agustín Chit habían pedido la imposición de 12 años de prisión para el empresario, como también su detención y los decomisos y las medidas de reparación finalmente dispuestas.

De acuerdo con la acusación, Gambandé se hizo conocido como dueño de varios boliches, prostíbulos y locales donde se hacían “shows” y fiestas privadas a fines de la década del ’90 y a principios de los 2000. A través de falsas ofertas laborales, captaba mujeres en situación de vulnerabilidad para explotarlas sexualmente en locales que eran de su propiedad y que estaban ubicados en el centro de la capital provincial.

La investigación del caso se inició en 2012, a raíz de una denuncia anónima sobre el funcionamiento de prostíbulo de los denominados “de puertas abiertas”.

Si bien los hechos investigados ocurrieron en el transcurso de un año, una de las mujeres resaltó que Gambandé desarrollaba actividades ilícitas vinculadas a la explotación sexual de mujeres desde el año 1996. El juicio comenzó el 3 de agosto.

En la primera audiencia declararon Gambandé y dos víctimas, quienes lo hicieron acompañadas por el Programa de Asistencia Integral a Víctimas de Trata de Personas.

En el juicio interviene como querellante la Fundación María de los Ángeles. La fiscalía cuenta con la asistencia del representante local de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX), Daniel Weisemberg.

A lo largo de siete audiencias declararon treinta personas más y una cantidad similar de declaraciones brindadas en la instrucción se incorporó por lectura. Ayer se realizaron los alegatos y el 21 de septiembre se conocerán los fundamentos.

“Hoy con 40 años puedo decir que soy libre, en una jaula abierta de la que no me animo a salir. Cargando con cada secuela que quedó en mi cuerpo y en mi psiquis, y sí, eso también lo hiciste vos», dijo una víctima, y luego enumeró las consecuencias físicas y psíquicas que aun padece.