PASADAS LAS 23, LLEGÓ LA NOTICIA MAS TRISTE

Una jornada frenética, un "loco" suelto con sed de venganza y , en el medio, una mujer de 34 años cuyo futuro se debatía entre la vida y muerte. Los pronósticos no eran buenos, pero Mariela Márquez se fue cuando debía, cerca de la medianoche. La mujer que, por circunstancias que escapan a veces a la razón, recibió el impacto de bala de lleno en su cabeza, era despedida. Se presume que Gerónimo Helguera (autor del crimen) llegó ayer a las 10 de la mañana a avenida Aconquija y Chacho Peñaloza, con la intención de matar a más personas.

59
Gerónimo Helguera (29) tenía una cuarentena de proyectiles en su poder, según se pudo conocer por los investigadores que trabajaron en el lugar. Avenida Aconquija y Chacho Peñaloza, una galería, oficinas. Un sujeto con un arma cargada buscando – supuestamente – a un compañero que en tiempos de colegio ejercía bullying contra él.

«Por estas horas se desliza la posibilidad de que si Helguera cumplía su cometido, a esta hora no tendríamos que estar lamentando una muerte, sino varias», dijo un pesquisa. Pero se cruzó en el camino de este «loco», Mariela quien anoche, pasadas las 23, murió.

Las especulaciones, los interrogantes eran cientos. ¿“Venía preparado para hacer más tiros este sujeto”? La hipótesis del acoso que sufría en el colegio al que asistía ¿estaba más cerca de la realidad o de los delirios de este lunático?» «¿Podía el autor de los disparos llevar consigo una pistola?». Ayer todo era confusión. Hoy los abogados deberán preparse para un proceso extenso de investigación.