EL EMOTIVO GESTO DEL PAPA A UN NIÑO QUE LE PEDÍA SU SOLIDERO

236

Durante una Audiencia General en el Vaticano, un niño se subió al estrado, corrió entre las sillas de los colaboradores del papa Francisco y quedó encantado con el solidero blanco que caracteriza al sumo pontífice. «Este niño tuvo la libertad de acercarse y moverse como si estuviera en casa», celebró el Papa tras el curioso momento.

Francisco, que consideró la actitud del niño «una lección que nos ha dado a todos», afirmó: «Los niños no tienen un traductor automático del corazón a la vida, el corazón va adelante».

Luego de que el niño quisiera llevarse el solideo; los colaboradores del Papa le entregaron uno y volvió a ubicarse con su familia entre los fieles. En varias oportunidades, niños y niñas de todo el mundo han protagonizado momentos fuera de protocolo con el Papa; que incluso ha invitado a varias a subirse al Papamóvil en ocasión de los encuentros con fieles en Plaza San Pedro, antes de la pandemia.