ATAQUE RACISTA: “NO ME TOQUES, NO ME GUSTAN LAS NEGRAS”

283
El miércoles por la noche, en los barrios porteños de Núñez y Colegiales una presunta discusión de pareja terminó con una joven agrediendo verbalmente a efectivos de la Policía de la Ciudad. Según la cuenta de Twitter @Hechosanderecho, los oficiales primero intentaron calmar a la joven que parecía estar muy desbordada, hasta que comenzó a insultar a una de las policías.
 
“¡No me toques! ¡No me gustan las negras! ¡Soltame!”, le gritó la joven a la agente policial, mientras otros efectivos apenas podían tomarla de los brazos para evitar agresiones físicas. En ese momento se sumaron al incidente varios vecinos, que desde los balcones empezaron a insultarla y a repudiar sus dichos.
 
“No me gustan las negras, por favor, me pongo mal”, continuó la adolescente, mientras se colgaba de un oficial y seguía gritando contra la mujer policía: “¡No me gusta la gente oscura!”. Sobre el final, mientras un agente intentaba alejarla unos metros del centro de la escena para calmarla, otra persona vestida de blanco apareció en el altercado y le ordenó a la joven que se callara, pero en inglés: “Shut the fuck up, ¿entendiste?”, le dijo.
El ataque racista se volvió viral y terminó en una denuncia:
A raíz de los hechos el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, presentó una denuncia por discriminación contra la mujer que agredió verbalmente a la oficial de la Policía de la Ciudad. La denuncia es por la posible trasgresión a la Ley N° 23.592 y al artículo 70 del Código Contravencional de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
 
“Quien discrimina a otro por razones de raza, etnia, género, orientación sexual, edad, religión, ideología, opinión, nacionalidad, caracteres físicos, condición psicofísica, social, económica o cualquier circunstancia que implique exclusión, restricción o menoscabo, es sancionado/a con dos (2) a diez (10) días de trabajo de utilidad pública o cuatrocientos ($ 400) a dos mil ($ 2.000) pesos de multa”, reza el artículo que podría aplicarse a la joven.