EL MILAGRO DE MATEO

153

Un pequeño de tan solo 1 año cayó accidentalmente en una pileta el viernes último. Llego al Hospital de Niños, donde fue atendido por los profesionales y permaneció con pronóstico reservado y en coma inducido. Pero el milagro ocurrió y hoy Mateo, 4 días después, se encuentra en su casa con sus padres Ramiro y Lourdes sin secuelas del accidente.