TUCUMÁN Y LA CIUDAD DE BUENOS AIRES PASARON A UN ESTADO DE ALERTA SANITARIO

98

El promedio de nuevos contagios diarios de coronavirus subió 75% en la Ciudad de Buenos Aires en las últimas dos semanas y en la provincia de Tucumán se incrementó un 126%.

Con ese crecimiento, ambas jurisdicciones pasaron a un estado de alto riesgo sanitario, aunque muy por debajo de los picos de las dos olas de la pandemia en la Argentina.

Además, hay 20 provincias en estado de riesgo medio y solamente Jujuy y Santiago del Estero ostentan la denominación de bajo riesgo. La mayor preocupación se genera tras la confirmación del primer caso de Ómicron en el país y la alta contagiosidad que está registrando esa variante en el hemisferio norte y en África.

Aunque en una curva ascendente, la baja ocupación de camas de terapia intensiva con pacientes con diagnóstico Covid-19 positivo le da margen de maniobra al Gobierno para no anunciar el regreso de las restricciones, como está sucediendo en la mayoría de los países en los que ingresó la nueva variante Ómicron. La duda es hasta cuándo se podrá sostener esta situación.

Por ahora, los ministros de Salud de todo el país acordaron que el pase sanitario se pedirá en eventos de más de 1000 personas y en viajes grupales. También en caso de fiestas en lugares cerrados. Además, se achicó a cinco meses el tiempo de aplicación entre la segunda y tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus.

Los datos de este lunes dieron como resultado que tanto la Ciudad de Buenos Aires como Tucumán pasaron a un estado de riesgo sanitario alto. En tanto, Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Chubut, Corrientes, Córdoba, Entre Ríos, Formosa, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe y Tierra del Fuego están en riesgo sanitario medio, y Jujuy y Santiago del Estero, en bajo.

La Ciudad de Buenos Aires combina una incidencia de 152 con una razón de casos de 1,51; mientras que en Tucumán esas cifras ascienden a 281 y 1,85, respectivamente.