SENTIDA DESPEDIDA A GERARDO ROZÍN

259

Rosario le dio ayer el último adiós a Gerardo Rozín en una emotiva, íntima y cálida ceremonia que, además de religiosa, sirvió para recordar y homenajear al periodista y productor rosarino que falleció el viernes pasado a sus 51 años. Si bien los restos del ex cronista de Rosario/12 habían sido velados el sábado en el barrio de Almagro, durante la madrugada de ayer lo trasladaron a su amada Rosario para ser enterrado en el Cementerio Israelita, lugar donde también se encuentran los restos de su mamá.

“Yo soy rosarino, soy judío, soy de Central, soy periodista y productor. Y cuando digo ‘soy rosarino’, digo nací en el lugar que más me gusta de todo el mundo, y viajo inevitablemente a la calle 9 de Julio 1669, séptimo piso, a la casa de mi infancia”, había dicho Rozín el año pasado en una entrevista a Infobae. Como si se tratara de una premonición, todos los elementos nombrados en esa frase estuvieron presentes ayer: fue enterrado en el Cementerio Israelita de Rosario, en un cajón con la bandera canalla y rodeado de su familia rosarina y de sus colegas y amigos periodistas.

Rosario le dio ayer el último adiós a Gerardo Rozín en una emotiva, íntima y cálida ceremonia que, además de religiosa, sirvió para recordar y homenajear al periodista y productor rosarino que falleció el viernes pasado a sus 51 años. Si bien los restos del ex cronista de Rosario/12 habían sido velados el sábado en el barrio de Almagro, durante la madrugada de ayer lo trasladaron a su amada Rosario para ser enterrado en el Cementerio Israelita, lugar donde también se encuentran los restos de su mamá.