INDEMNIZARÁN A UN TRABAJADOR POR PADECER SINDROME DE «BURNOUT»

340
El caso se registró en San Luis. La Justicia consideró que el empleado presentaba secuelas orgánicas y psíquicas del también conocido como “síndrome de cabeza quemada”.

Bastante particular. Aunque seguramente habrá jurisprudencia al respecto. El escenario; la provincia de San Luis. ¿El hecho? Un empleados que será indemnizado por padecer «Síndrome de Burnout». El trabajador, tenía al momento de presentar su demanda 46 años y se desempeñó por más de 5 años en el área de recursos humanos de una empresa ubicada en la localidad de Villa Mercedes, a 100 kilómetros de la capital provincial.

Como resultado de la pericia médica incorporada en el expediente, se le diagnosticó un síndrome ansioso, con componentes fóbicos y somatizaciones, explicaron fuentes judiciales.

En la clasificación de la OMS, el «Burnout» tiene tres dimensiones: sentimientos de falta de energía o agotamiento; aumento de la distancia mental con respecto al trabajo o sentimientos negativos o cínicos, también con respecto al trabajo y sensación de ineficacia y falta de realización.

Según indicaron, en este caso por ejemplo, en el informe médico se detalló que el hombre “no podía pasar” frente a la empresa, informaron fuentes judiciales.

Por cuestiones propias de la patronal trabajó bajo presión, sin capacitación, ni higiene y seguridad, en un ambiente de trabajo hostil.

El estrés continuo de trabajo derivó en un pre infarto en el año 2015 y antes, en mononucleosis, con arribo a Burnout luego de la somatización a través de dolencias gastrointestinales, con indicación de reposo laboral más tratamiento psicológico, por lo que durante seis meses permaneció alejado de su trabajo.