PUTIN, UN HOMBRE «DE PALABRA». DEJA SIN GAS A POLONIA

282

También se ve afectada Bulgaria. Los países centroeuropeos se niegan a pagar en rublos. 

Rusia cumple con sus amenazas. El Kremlin ha decidido cortar el suministro de gas a Polonia y Bulgaria después de que los países europeos no pagaran en rublos los pedidos correspondientes.

El gobierno polaco, por su parte, ha tranquilizado a la población y ha asegurado que tiene garantizadas las suficientes reservas a corto plazo para poder vivir sin el gas que proviene de Rusia. La incertidumbre se ha apoderado de los mercados y los precios del gas se han disparado un 17% después de conocerse la noticia.

El Kremlin ha insistido en que una vez que Polonia efectúe los pagos de los pedidos de gas en rublos se volverá a normalizar la situación, que no se había dado hasta la fecha desde que se iniciara la guerra en Ucrania, .