EL PAPA FRANCISCO PRESIDE EL ÚLTIMO ADIÓS A BENEDICTO XVI

91

El papa Francisco encabezó el último adiós al papa emérito Benedicto XVI ante 50000 personas en el multitudinario funeral que tuvo lugar en Plaza San Pedro. El Sumo Pontífice destacó que su antecesor, fallecido el 31 de diciembre último, tuvo «sabiduría, delicadeza y entrega».

 

«Es el pueblo fiel de Dios que, reunido, acompaña y confía la vida de quien fuera su pastor», planteó Francisco durante la homilía de la misa con la que despide esta mañana al alemán Joseph Ratzinger, Papa reinante entre 2005 y su renuncia de febrero de 2013.

Un total de 50mil personas participaron del funeral, la mitad de las previsiones, de acuerdo a lo informado por la oficina de Prensa de la Santa Sede en base a datos de la Gendarmería vaticana.

Ratzinger, que fue elegido Papa en abril de 2005 y renunció luego en febrero de 2013, será enterrado este mediodía italiano con un «rogito», un pergamino que describe los momentos más destacados de su vida en el que el Vaticano quiso destacar que el pontífice emérito «luchó con firmeza contra los delitos cometidos por representantes del clero contra menores o personas vulnerables, llamando continuamente a la Iglesia a la conversión, a la oración, a la penitencia y purificación».

 

Al tratarse de las exequias de un Papa emérito, el funeral no es considerado «de Estado», por lo que solo hay delegaciones oficiales de Italia y de la Alemania natal de Joseph Ratzinger, aunque una decena de jefes de Estado y representantes de monarquías europeas asisten a la ceremonia «a título personal».

Otra de las diferencias entre la ceremonia de este jueves y las que se realizan en caso de muerte de un Papa en funciones es que el Vaticano no decretó feriado de sus oficinas, que permanecen abiertas con un sistema de guardias más allá de que algunos de los trabajadores asistan a la celebración.

Junto a Francisco, 3700 sacerdotes de todo el mundoconcelebraron la misa, además de más de 120 cardenales y 400 obispos.