11.8 C
San Miguel de Tucumán

Edificio en demolición. ¿Se había advertido el peligro de derrumbe?

Aparentemente todos contaban con ART pero no se encontraban efectivos. Dirigentes sindicales manifestaron haber advertido a los responsables de la empresa.

El incidente ocurrido esta mañana en pleno centro de la capital, Corrientes y Catamarca, generó conmoción y caos vehicular cuando apenas comenzaba este viernes. El desorden fue incrementándose a medida que ingresaban funcionarios, directivos de la firma y las ambulancias para asistir a los heridos.

Apenas se produjo el derrumbe, surgió la pregunta sobre la condición en la que se ejecutaban los trabajos y las condiciones en las que los obreros prestaban servicio. Según la Unión de Obreros de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), desde el sindicato habían advertido las anomalías en la contratación de los trabajadores.

Un comunicado de la UOCRA informó que «de los 5 obreros que fueron trasladados al Hospital Padilla, 3 trabajaban en negro. Para la UOCRA la responsabilidad recae sobre la empresa. Los trabajadores no contaban con botines ni cascos».

Funcionarios municipales no advirtieron incumplimiento de las ordenanzas

Luis Lamontanaro, director de Defensa Civil de San Miguel de Tucumán, aseguró que Catastro Municipal en reiteradas oportunidades se hizo presente en el lugar para constatar que los trabajos se llevaran a cabo con normalidad. La cartera a su cargo certificó que la demolición se realizaba siguiendo las ordenanzas vigentes.

El funcionario deslizó que el edificio podría tener, mínimamente, 80 años y que haber sostenido, parcialmente el primer piso, fue lo que evitó que el derrumbe se convirtiera en una catástrofe. «La empresa, incluso, contaba con un plan de contingencia por si surgía algún imprevisto», explicó Lamontanaro en diálogo con la prensa.

Por otra parte, el tránsito en esa esquina con tanta circulación vehicular, quedó habilitada cerca de las 13 horas.

En el Padilla descartaron lesiones en el cráneo

El director del Hospital Padilla, de referencia en el norte del país, informó que «a la mañana temprano, recibieron 4 pacientes masculinos, entre 27 y 46 años. Todos llegaron como los prepara el 107, con tabla rígida y collar cervical. Ingresaron al hospital lúcidos; aunque sí presentaban (algunos) traumatismo de tórax y politraumatismos diversos», detalló el experto. En tal sentido, Jorge Valdecantos descartó traumatismos de cráneo.

«Esperábamos que sea algo más crítico pero, afortunadamente, no registramos lesiones que pusieran en peligro la vida. Aquí se los estabilizó y se los trasladó a los sanatorios correspondientes a la ART con que contaban», concluyó.

Espacio UNT

spot_img

Más Noticias