18.9 C
San Miguel de Tucumán

El consumo de carne cayó un 18.5%, el peor registro de las tres últimas décadas

El valor de los cortes más populares se incrementó en estos últimos 12 meses un 278,0%, según informó la CICCRA.

Lejos parece haber quedado en gran parte de la sociedad argentina los asados de domingo en familia o con amigos. Las albóndigas o milanesas en medio de la semana fueron prácticamente descartadas. Hoy comer carne regularmente solo parece ser un privilegio de pocos. La crisis económica actual, con una pérdida estrepitosa del poder adquisitivo, golpeó sobre todo a la clase trabajadora. Y eso se refleja, simplemente, en la baja del consumo en todos los alimentos, sobre todo el de la carne vacuna que disminuyó un 18.5%.

La ecuación es sencilla: el aumento en los servicios, en las prepagas, en los colegios, etc, con los sueldos planchados, deja cómo última opción los alimentos que elegimos. La realidad se traduce en números y el informe que presentó la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra), es preocupante.

El organismo documentó que nuestro país experimentó en este último trimestre una caída, brutal, en el consumo de los cortes del 18.5%. Y alertó que se trata del desplome más significativo registrado en las tres últimas décadas. 

Cortes populares de carne en alza

Los precios de los cortes de carne más populares han experimentado un aumento alarmante en los últimos 12 meses, con un incremento promedio del 278,0%. Este aumento se sitúa por debajo del ritmo de aumento de la hacienda en pie, que fue del 306,4% anual. 

Al desagregar por cortes principales surge que el precio promedio de la carne picada común se multiplicó por cuatro. Luego se ubicaron la paleta (287,5%), el cuadril (271,6%), la nalga (271,1%) y el asado (258,4%). En el caso de las hamburguesas, el alza fue de 276,2% anual. Y el valor del pollo registró un incremento de 287,0% anual.

Espacio UNT

spot_img

Más Noticias